QuisqueyaBiz

Banner
Home
Perspectivas del Negocio de los Seguros en la República Dominicana PDF Print E-mail
Written by Carlos Mena   
Monday, 05 September 2011 20:46

En la República Dominicana hay cinco compañías de seguros que reciben el 80% de las primas netas cobradas. Seguros Universal, S. A., Seguros Banreservas, S. A., Mapfre BHD Seguros, S. A., Progreso Compañía de Seguros, S. A, y La Colonial de Seguros, S. A. Salta a la vista que el grueso de los ingresos por la actividad aseguradora corresponden a compañías que son propiedad o tienen una vinculación con los principales Bancos Comerciales.

La regulación y supervisión del mercado tanto por la Superintendencia de Bancos como por la Superintendencia de Seguros han permitido que esa vinculación no afecte el negocio de los seguros como ocurrió durante la crisis del 2003. Puede decirse también que los Grupos Financieros introdujeron modificaciones significativas en sus estrategias de negocios para prevenir nuevas situaciones críticas. Sin embargo, según las estadísticas oficiales, la incidencia de las primas netas cobradas por el conjunto de las compañías de seguros sobre el PIB ha sido decreciente en los últimos años. Esto pudiera implicar que existe una propensión del crecimiento hacia actividades económicas que tienen una menor exposición a la siniestralidad, como es el caso de los servicios, o el comercio informal.

El mercado se sostiene en base a los rubros tradicionales, primero de vehículos, luego Incendios, luego Vida y es interesante que se ha mantenido esas proporciones muy estables en el tiempo. Hay una diversidad de otros seguros que tiene significación. Se advierten niveles de solvencia que pueden considerarse adecuados en la generalidad de las empresas. Esto induce a pensar que la economía formal esta razonablemente respaldada en cuanto al riesgo personal y respecto a siniestros. Las reservas para riesgos en Seguros Generales han ido perdiendo participación relativa incrementándose el peso hacia las reservas específicas y los seguros personales. Es un indicio de que el mercado puede estar en el preámbulo de un proceso de recomposición o reestructuración porque el seguro tiende a perder participación en el PIB;pero, no en la aceptación en si de su importancia ya que la proporción de primas cobradas por habitante ha ido en aumento.

Por eso los seguros personales recibieron un mayor peso de reservas. La ganancia bruta sobre las primas devengadas ronda por algo mas del 40%. Puede considerarse que esa siniestralidad es relativamente alta y aunque lentamente, tiende a ir en aumento. La mayor incidencia recae sobre el seguro de vehículos y por incendios. Aunque la situación financiera de las empresas puede considerarse como estable, debe prestarse atención que el mercado asegurador ha tendido a perder participación relativa dentro del conjunto de la economía. Como en el seguro no debe haber ganancia sino la mera reposición de la cosa perdida, al presente la actividad económica tiende hacia la busqueda de respaldo en cuanto a los riesgos financieros y no tanto los siniestrales.

Se trata de un mercado altamente competitivo que había venido operando en sus rubros tradicionales sin diferenciaciones de marca significativas. Es importante que en estos momentos haya una adecuada supervisión Oficial de la situación de solvencia de las compañías, especialmente en lo que tiene que ver con la solvencia y ajustar las primas en base a la siniestralidad. Otro tipo de intervenciones directas de mercado dirigidas a controlar los precios puede dar lugar a distorsiones mayores a futuro, como sería una mayor desaceleración en la participación del seguro en el PIB y por lo tanto una mayor presión competitiva en los rubros tradicionales, sobre todo el de incendios.

Las condiciones del mercado a futuro atendiendo a la situación de la economía a nivel general, inducen a pensar que el negocio del seguro debe ahora pasar a una etapa de mayor profundidad para reducir la dependencia de los rubros tradicionales. La tendencia del mercado irá hacia los seguros personales que actúen al mismo tiempo como instrumentos de ahorro, el negocios del aseguramiento de hipotecas y las fianzas, sobre todo en área inmobiliaria. Asi mismo, las compañías de seguros pueden jugar un papel protagonico cuando entre en vigencia la figura legal del fideicomiso. El negocio del seguro en la República Dominicana tiene una vocación indiscutible de futuro que dependerá de que exista un ambiente de negocios altamente regulado;pero, con amplia libertad de mercado.

Last Updated on Tuesday, 06 September 2011 14:45