QuisqueyaBiz

Banner
Home
Desarrollo del Talento que dió lugar al Cine dominicano PDF Print E-mail
Written by Carlos Mena   
Friday, 02 September 2011 21:46

Los ideales democráticos que impulsaron a los desarrolladores de la industria del cine en la República Dominicana, hicieron posible que nuestro cine se constituyera en un medio para promover el nacionalismo. El público respondió favorablemente porque quería ver en la pantalla grande el paisaje y la cultura dominicana. Así que puede decirse que comenzó teniendo una idendidad, aunque se trataba de una industria a pequeña escala.

El desarrollo talento criollo para el cine pude decirse que fue un proceso endógeno. Los productores y realizadores de películas se nutrieron de las experiencias que venían de la televisión en sus esfuerzos para atraer y mantener la atención del público.

La sensibilidad social de los humoristas dominicanos que hicieron fama trabajando en la pantalla chica, les permitió mantenerse en sintonía con la idiosincracia del público dominicano. El éxito que alcanzaron hizo que se forjara una escuela, que ellos no tuvieron, y de la cual surgió una nueva generación de humoristas que luego pasaron al cine. Se trataba de una televisión cinematografiada, y no precisamente por trabajar con material fílmico, sino analizándolo desde su estructura, su composición y su discurso. Estos rasgos pueden ser advertidos en las producciones tales como Nueva Yol, Perico Ripiao y Sanki Panki. Mas recientemente en producciones como Un Macho de Mujer.

Al quedar la economía dominicana sustentada primariamente en la industria de servicios, especialmente el turismo, las comunicaciones por medios electonicos también tomaron un papel preponderante. De esta manera la tecnología de multimedia, se desarrollo a un nivel por ensíma del promedio en latinoamérica. El cine y de la televisión comenzó a tener una capacidad instalada suficiente para realizar grandes producciones y el talento criollo ya andaba en la búsqueda de una diversificación en los temas. El caso de películas tales como Enigma y La Victoria son expresiones de un cine que sin perder sus raíces socioculturales, incursiona en temáticas que pudieron ser de interés para el público en otros países, compitiendo en otro genero de películas, como el misterio o el drama.

Lo que estaba claro es que la industria del cine necesitaba madurar en lo artístico y como negocio. Debía entrar en un proceso de institucionalización para que pudiera impulsarse como un sector económico. Se necesitaba la intervención del Estado para que se establecieran incentivos fiscales imprescindibles para hacerla rentable y reglas de juego claras en cuanto a los derechos de autor. Hacía falta una Ley de Cine y se avanzó decididamente en esa dirección.

Last Updated on Friday, 02 September 2011 21:54